Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Hola, ¿qué tal?
por AbigailSalier Sáb Ago 16, 2014 4:09 am

» Siento molestar
por Valkor4 Jue Sep 05, 2013 7:22 pm

» Restricción lvl 20.
por flaken Miér Jun 13, 2012 2:22 am

» Debate servidor
por Sakarisei Sáb Oct 16, 2010 9:11 pm

Vótanos
Servidores Privados de WoW, Servidores Gratis de WoW, Lista de Servidores Privados de WoW, Lista de Servidores Gratis de WoW
Afiliados

Hagan Destrozaaceros

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hagan Destrozaaceros

Mensaje  Sakarisei el Sáb Ago 28, 2010 9:54 pm

Nombre: Hagan Destrozaaceros
Raza: Enano
Género: Masculino
Edad: 120 años
Clase: Guerrero
Alineamiento: Neutral puro

Rasgos físicos: Es de piel entre lo moreno y lo blanco, corpulento, su pelo largo es de color pelirrojo, con bastante barba y sobretodo, sus ojos son marrones. Su rostro a veces puede dar la sensación de que tiene pocos amigos.
Persnoalidad: Un enano con una vida muy típica de su raza. Gruñón, de mucha discusión, muy consumidor de cerveza y sobretodo, lo que le interesa sobretodo es ir a la aventura y a la batalla. Como en todo, este enano busca la gloria de la batalla, y también busca disponer de metales potentes con los que hacer de consigo poderosas armas. Fiel a sus aliados, le cuesta olvidar el dolor de sus enemigos. Mucho menos, le cuesta perdonarlos.

Historia:

En las tierras de Khaz Modan, en la nevada región de Dun Morogh, nació un enano. Un enano que nació sin madre ya que murió a causa del parto, y de una pérdida considerable de sangre, lo que se hizo criarse con su padre, que era un ser muy bélico, como lo sería Hagan Destrozaaceros.

En su infancia, Hagan disfrutaba de las cosas que hacía su padre con el hacha. Enseñaba todo lo que hacían los enanos. Las costumbres, las discusiones, todo lo típico de los enanos se quedaba en Hagan. No tenía nada anormal. Era un enano normal y corriente que disfrutaba la vida como un enano acomodado. No le interesaba disponer de más riquezas ya que su padre le convenció para que en un futuro, se transformara en un fuerte y resistente guerrero, lo que le haría honrar a su padre.

Aun así, sus amistades eran tan locas, como lo podía ser el deseo de luchar contra los enemigos de los enanos. Tenía muchísima juventud. De la gran cantidad de juventud que tenía, hacía lo que alguien de unos 40 años aproximadamente que acababa de cumplir. Intentar salir con mujeres (pues a esa edad deseaba salir con una para formar una familia y así disponer de un hijo), luchar en duelos, compitiendo por el uso de hachas arrojadizas, etc.

Claramente, su mente cambió con el peso de los años, siendo un ser más bélico al que empezó a interesarse más aún por las batallas. Tal fue que un día de cervezas, se encontró a su padre más borracho que él. No sabía el motivo por el que le traía. Desde luego, la vergüenza ajena era tan grande, que se dió cuenta que a escondidas no buscaba más que el propio interés. Debido a eso, decidió independizarse de su padre. Pues tarde o temprano debería de hacer vida propia, y no estar desde que comenzó como un enano de renombre a depender de la casa.

Desde entonces, desde que comenzó sus 85 años, se dedicó a estudiar la metalurgia para trabajar como herrero. Sus avances como herrero apenas le dieron buen dinero para poder mantenerse ya que eso era lo que le importaba a él. Además, cada vez que le sobraban armas de su negocio (que era algo no común), especialmente si se trataban de armas a dos manos, las usaba como si fueran sus propios juguetes, practicando con ellas, y conociendo los puntos fuertes y débiles de las armas.

De esa práctica, dos amigos que él conocía le buscaron mientras él estaba forjando unas armas para unos clientes que le habían pedido. Con ese encuentro, le ofrecieron luchar a cambio de recibir unas pesadas armas que tenía de sobra ya que eran algo jóvenes, y estaban deseosos de luchar contra una manada de lobos que parecían tener reputación de peligrosos cazadores. El orgullo de los enanos era grande. Más aún, era la insensatez de aquel acto que hicieron el grupo de Hagan, a cazar al lobo alfa de aquella manada que causaba problemas a Anvilmar.

La lucha fué grande para los tres enanos que fueron con total brutalidad, luchando contra lobos que al parecer, eran lobos muy jóvenes y famélicos, pudiendo ver que eran guiados por el miedo y la intimidad. No como contra su gran presa, que pareció ser un gran obstáculo para ellos, y que tenía muchísimas cicatrices, probablemente de los varios enfrentamientos que tubo. Fué grande aquella batalla, y no olvidaron como vencieron a ese lobo, a pesar de que los tres recibieron algunos zarpazos que no estarían en el olvido.

Sin embargo, a los 120 años, cerró su herrería, para llevar a cabo una vida de aventurero. Empuñando una de las hachas que forjó a sudor y esfuerzo, se dirigió al poblado de Anvilmar, para probar sus pequeñas pero eficaces habilidades de combate contra los troggs y trolls de hielo que amenazaban el puesto de Anvilmar. Ahora, todo depende de lo que haga Hagan, se marcará en la historia de Azeroth, para siempre.

Sakarisei

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 23/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.