Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Hola, ¿qué tal?
por AbigailSalier Sáb Ago 16, 2014 4:09 am

» Siento molestar
por Valkor4 Jue Sep 05, 2013 7:22 pm

» Restricción lvl 20.
por flaken Miér Jun 13, 2012 2:22 am

» Debate servidor
por Sakarisei Sáb Oct 16, 2010 9:11 pm

Vótanos
Servidores Privados de WoW, Servidores Gratis de WoW, Lista de Servidores Privados de WoW, Lista de Servidores Gratis de WoW
Afiliados

Clulyan Gamadram

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Clulyan Gamadram

Mensaje  Sakarisei el Vie Sep 03, 2010 2:08 pm

Nombre: Clulyan Gamadram
Género: Masculino
Raza: Elfo de sangre
Edad: 105
Alineamiento: Neutral bueno
Clase: Arquero errante (Hunter)
Características:
-Físico: Es un elfo de pelo negro, que tiene la piel morena, tiene algunos collares que se llevó antes de renegar las riquezas de sus familas, otorgandolo sus recuerdos de que su familia era una familia de nobles. Se ve que cuida mucho sus recuerdos, teniendo un anillo con un sello de una familia de nobles. Se le puede ver que tiene algunas cicatrices debido a algunas luchas como errante.
-Personalidad: A Clulyan le interesa más la libertad por sí sola que vivir como un 'vago' viviendo del cuento de las riquezas de su familia siendo de por si alguien responsable ante sus actos. Pues a pesar de ser el hijo primogénito, las heredó a sus dos hermanas, que ellas si deseaban tenerlas. Él es una gran excepción a toda regla ya que a diferencia de toda su familia, que eran anteriormente paladines, del que ahora se transformaron en caballeros de sangre con el paso del tiempo. Claramente, es un elfo que le gusta viajar en cualquier rincón. No le importa que sus armaduras y armas se estropeen si es por un caso de necesidad ya que considera natural que todo elemento se consume con el paso del tiempo, incluyendo el metal. Por eso, estudia las plantas del mundo entero, para usarlas en beneficio propio, y de sus aliados.
Familia: Padre, madre, él (hijo primogénito) y dos hermanas gemelas que nacieron después de Clulyan.

Historia:

Los Gamadran son una familia de paladines que con el paso del tiempo, se transformaron en caballeros de sangre debido a los eventos sucedidos en la gloriosa y abandonada raza de los elfos de sangre, de la que ahora está bajo el servicio de la horda. Además, los Gamadram eran una familia de nobles, cuyos títulos nobiliarios marcaron desde siempre la historia de aquella familia.

De todos los Gamadram, la única y exclusiva excepción era Clulyan, que era el hijo primogénito de la familia. Fué criado como un noble de renombre, y al principio, pensaba de la misma manera que todos ellos debido a que los hijos de los Gamadram eran mimados al igual que una inmensa mayoría de familias nobles.

Su vida era la de un niño mimado, al que no le faltaba nada en sus cosas. Si le faltaba algo, rápidamente los criados hacían lo que podían, y pensaba en tener para el futuro una buena esposa para poder honrar a su familia, y también, honrar las costumbres de los Gamadram, que eran todos unos seguidores de la luz, y cada día, tenía que estudiar los caminos de la luz, si quería ir más allá.

Pero Clulyan no deseaba estudiar aquella filosofía. En su lugar, deseaba conocer más tierras. Estar siempre en la ciudadela de Lunargenta, era algo que mosqueaba a él y tenía ganas de buscarse su propia vida. No obstante, como todo camino de la nobleza, sus padres no permitían que hubiera una mancha negra en su familia.

Un día, cuando el propio chico decidió escaparse, con sus propios ojos, y con una edad algo temprana, pudo ver como un trol amani lleno de ira y venganza, cargaba hacia él, tratandolo de matar sin piedad. Cuando vió que para él era su fin, un forestal de Lunargenta lo salvó, lanzando una flecha en su cuello. Con ese heroismo por parte del forestal, observó parte de la gloria de los elfos, a través del arco. Como consecuencia de ello, cuando fué salvado por él, tardó varios años en convencerles de que se uniera a las filas.

Luchando y luchando por su futuro, no se rindió en trabar discusión con su familia de no ser un paladín que seguía una conducta difícil y firme para él. A él le interesaba más que nada sentir la naturaleza, y conocer los caminos de los forestales. En secreto, se unió a los forestales, ocultandose de su familia para saber el código de honor que tenían ellos. Era más libre, pero también, habría que mostrar valor ante sus enemigos.

La cosa cambió totalmente para Lunargenta. Pues una nueva guerra estalló en Quel'Thalas, contra un enemigo a lo que se llamó al igual que con los humanos, la plaga. Aquel enemigo era muy duro de roer, y como errante, aunque no pudo salvar muchas vidas, por lo menos si que pudo salvar la de su familia entera, haciendo que pudieran retroceder, cargando con las riquezas que tenía su familia, a un lugar seguro. Sus padres pudieron detectar rápidamente que su salvador, no era otro que Clulyan, como errante. Estaban equivocados de que no valía como errante, y sus habilidades con el arco, lo que incluía la defensa en cuerpo a cuerpo, sorprendieron a todos ellos.

Con la destrucción de la fuente del sol, las fuerzas de Clulyan se agotaron, pero no del todo, porque como errante, tenía unos ejercicios de meditación que le permitían parcialmente mantenerse. Pero algo a lo que no podía, era enfrentarse a una fuerte sed de magia que sufrió, por lo que más tarde, tomando energías viles, a pesar de que sus proporciones fueran escasas (pues detestaba emborracharse de magia), aceptó de buena gana ser un Sin'dorei.

Pudo salvar a todos sus familiares, y cuando la ciudad empezó a reconstruirse, tuvo una conversación seria con ellos, pidiendo disculpas por sus errores y dejando que Clulyan fuera finalmente un errante, lo que era antiguamente los forestales. El heredero declinó ser un caballero de sangre ya que, aunque no le gustaba estudiar a rajatabla una filosofía que veía en contra suya, algo que aprendió, era que la luz no debería de robar, a pesar de que la propia luz abandonó a su pueblo. Antes de que pudiera largarse a la aventura en la isla caminante del sol, dijo ante toda su familia.

“Quiero dar mi herencia a mis dos hermanas gemelas, que sé que lo soportarán mejor.
Quiero defender a mi pueblo, y no quedarme de brazos cruzados ante joyas y metales preciosos que no hacen otra cosa que parar mi desarrollo.
Quiero viajar, y conocer nuevas tierras. Seguro que habrá algo interesante
Quiero usar los recursos de la tierra, para poder sobrevivir. Si alguna vez perdiera todo, no quisiera volverme para atrás, porque yo siempre elijo los caminos de forma decidida, y no tengo duda de a quien tengo que servir.
Quiero renunciar a lo que son las riquezas y todo lo que tenía. Por lo tanto, solo me gustaría llevar un collar que me traía muchos recuerdos, para poder recordaros a vosotros. Tan sólo espero, que cuando os visite de vez en cuando, recordeís al hijo primogénito que os salvó. Pero también, debo de pediros una disculpa, por escaquearme de casa. Ya soy mayor, y me gustaría saber que es más allá de Quel'Thalas, sin olvidarme la entereza de los Sin'Dorei”.

Y con esas palabras, sus padres le advirtieron, que al menos escribiera cartas hacia ellos. Respetaron su camino, y también esperaban a que se casara con una elfa al estilo de su madre. Y desde entonces, un noble elfo empezó a moverse por cuenta propia, sin criados y nada que le atendieran. Estaba sólo, y tendría que afrontar el camino como un verdadero errante.

Sakarisei

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 23/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.